martes, 24 de abril de 2012

77. Nuevos inquilinos

Aprovechando la recién inaugurada profesión de Ana, la novia de Xaume, incorporamos un nuevo personaje en la serie: Lomper, el perro espabilado (reciclado de otro proyecto mío: Masquemascotas)
Como a otros muchos autores de tiras cómicas, me resulta imposible negar la influencia de los clásicos. En mi caso el referente indiscutible es Charles M. Shulz (autor de Snoopy, Charlie Brown y compañía), pero también soy un ferviente admirador de Bill Watterson (el de Calvin y Hobbes) y de otros creadores más contemporáneos, como Patrick McDonnell (el autor de Mutts, una verdadera delicia) o Frank Cho (y su Liberty Meadows) 
Aprovecho también para deciros que mañana no habrá tira. Me largo de excursión con los chavales y estaré todo el día liado. Veremos en que queda la cosa. Los viajes en bus suelen reportar mucho material para las tiras...

7 comentarios:

Theresia Kalogeropoulos dijo...

Pero qué monada de perrito!!!!!!!!!!

Manel Cruz dijo...

me pasó algo parecido y el cuadrúpedo en cuestión continua acogido ... (yo no tengo exámenes en los que se pueda mear)

Pedro Cifuentes dijo...

Theresia: No lo sabes tu bien. Su referente real es un bicho malvado, chulo, egoista, pasota, desobediente, ladrador, cobarde, escurridizo, avaricioso... pero es mi perrete y desde que vive con nosotros ha estado conmigo siempre.

Su incontinencia urinaria también.

Manuel: Lomper llegó en acogida y lleva cinco años con nosotros. Me lo llevé incluso a Torrevieja durante el curso pasado. El muy cabrito no osó mearse en el apartamento que alquilé, pero los fines de semana, cuando llegaba a casa, recuperaba todos los rastros.

Verónica dijo...

¡Hombre! ¡Pero si es Lomper del Chorrete, fiel Escudero y guardián de tu casa!.

Theresia Kalogeropoulos dijo...

Qué mono! No podemos ver fotos?

Anónimo dijo...

Hola, Lomper no es el nombre de una marca de Antiparasitarios? En concreto, para las lombrices intestinales?

Un saludo,

El vorrego

Pedro Cifuentes dijo...

Je... Es que el perrete se llama Lomper precisamente por eso. Mi mujer y yo lo encontramos vagabundeando y hecho unos zorros. Tenía gusanos intestinales y le administramos ESE medicamento, así que de broma decidimos endosarle ESE nombre.

Ya lleva con nosotros cuatro años.